Se acelera el hundimiento de Holanda

Los Países Bajos se sitúan en un delta y sus habitantes disputan al mar sus tierras desde hace cuatro siglos. Es uno de los efectos del cambio climático.

Ciudad Nueva

23 noviembre, 2018, 1:08 pm
3 mins

El suelo de Holanda se está hundiendo a una velocidad superior a la esperada. Los expertos indican que la responsabilidad debe asignarse a la actividad humana y al cambio climático. En las zonas de alta humedad donde predomina la turba — que es el tipo de carbón formado por la descomposición de vegetales— el fenómeno es irreversible.

La Agencia de Evaluación Medioambiental estima que los costos serán de unos 26 mil millones de dólares de aquí al 2050, por los efectos combinados del fenómeno que afectan tanto el campo como las ciudades.

El declive del suelo en gran parte de Holanda solía compensarse con la arena y arcilla depositadas durante las inundaciones por los grandes ríos que la atraviesan, en particular el Rin, Mosa y Escalda. Pero la construcción de diques se remonta a la Edad Media, y los ríos ya no se desbordan con periodicidad.

Holanda es un gran delta y desde hace cuatro siglos sus habitantes le disputan tierra al mar. En la zona oeste del país, los suelos son frecuentemente de turba y arcilla, y esta última está siendo succionada por el agua, por lo que desaparece. El problema puede cambiar el típico paisaje holandés, con sus prados, molinos y ciudades monumentales. También se producen daños a los cimientos de casas y calles que, en varias ciudades, ya son visibles. La ciudad de Gouda, famosa por sus quesos, en el oeste del país, registra daños de este tipo. El casco viejo de esta ciudad se hunde tres milímetros cada año, con puntas de hasta diez milímetros anuales, desestabilizando edificios con grietas y desencajes de aberturas. También se producen problemas en el alcantarillado.

Buena parte de cimientos y pilones de las estructuras son de madera. Lo que acentúa el problema. La desaparición de la turba, por otro lado, se incrementa por los veranos cálidos y las sequías. También la extracción de gas natural, del que el país es rico, ha acentuado un problema que hoy las autoridades deben enfrentar con urgencia.

_________________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar

El Grupo Editorial Ciudad Nueva tiene un compromiso: contribuir, mediante sus publicaciones, a la fraternidad universal. Este compromiso implica la defensa de valores como el diálogo, la paz, la solidaridad, la justicia, los derechos humanos, la diversidad, la tolerancia.