Venta de armas: Estados Unidos se confirma como líder mundial

Entre un 30 y un 36% de las armas vendidas en el mundo son producidas por la potencia norteamericana. Arabia Saudita es el mayor comprador mundial.

Ciudad Nueva

11 marzo, 2019, 12:15 pm
4 mins

Se confirma que Estados Unidos encabeza la lista de exportadores mundiales de armas entre 2014-2018. En estos cinco años la venta global subió un 7,8% respecto de los cinco años anteriores y se disparó el flujo a Oriente Medio, según un informe difundido por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Estados Unidos vende del 30 al 36% de las armas comerciadas, con un aumento del 29% respecto del periodo anterior, y vendió un 75% más que el segundo en la lista, Rusia, país que controla una quinta parte de las exportaciones.

Algo más de la mitad de las armas que vendió Estados Unidos fueron a Oriente Medio, con Arabia Saudita como principal cliente, mientras que India fue el primer receptor de armamento de Rusia, cuyas exportaciones cayeron un 17%.

“Estados Unidos ha consolidado aún más su posición como primer suministrador de armas mundial. Vendió armas a por lo menos 98 países los últimos cinco años. Las entregas incluían a menudo armas avanzadas, cazas, misiles y bombas guiadas”, señaló en un comunicado Aude Fleurant, directora del programa de gasto militar del SIPRI.

Tras el país norteamericano y Rusia se sitúan Francia y Alemania, que aumentaron sus ventas un 43 y un 13%, respectivamente, por delante de China, cuyo crecimiento se frenó respecto de años anteriores hasta el 2,7%. El informe destaca que las ventas de China están limitadas porque muchos países, incluidos cuatro de los diez mayores importadores mundiales no le compran por motivos políticos.

Los cinco principales exportadores de armamento mundiales acapararon tres cuartas partes del total de ventas en 2014-2018.

España se mantiene en el séptimo lugar con un 3,2% del total, un 20% más que en el lustro anterior, con Australia, Turquía y Arabia Saudita como principales receptores de sus exportaciones. Entre los países que experimentaron una mayor subida en la venta de armas en los últimos cinco años, destacan Turquía (170%), Corea del Sur (94%) e Israel (60%).

En cuanto a los mayores importadores de armas, Arabia Saudita, India, Egipto, Australia y Argelia, en ese orden, lideraron la lista, acaparando algo más de un tercio del total en el mundo. Cuatro de los diez primeros países compradores están en Oriente Medio, región que aumentó sus importaciones un 87% y que recibe la mitad de su armamento de Estados Unidos. Arabia Saudita, por ejemplo, aumentó sus compras un 192%; Egipto las triplicó, e Israel, Qatar e Irak experimentaron subidas del 354, 225 y 139%, respectivamente. “Las armas estadounidenses, británicas y francesas tienen una demanda muy alta en la región del Golfo, que está llena de conflictos. Rusia, Francia y Alemania incrementaron sensiblemente sus ventas a Egipto en el último lustro”, afirmó en el informe Pieter D. Wezeman, investigador del SIPRI.

En Sudamérica las importaciones de armas cayeron a la mitad respecto de 2009-2013, en América Central y el Caribe subieron un 49%, con Estados Unidos como principal proveedor en ambas regiones. México ocupa el lugar 34 de los compradores mundiales, y acaparó casi tres cuartas partes de las importaciones en su región, con una subida del 40%, debido sobre todo a la participación militar en las operaciones internas contra los carteles de narcotráfico.

Brasil continúa como líder en Sudamérica, con un 27% de las compras en la región, mientras que Venezuela, que ocupaba ese puesto en 2009-2013, sufrió una caída del 83% en el último lustro, coincidiendo con la crisis económica que atraviesa el país.

_________________________
Fuente: https://ciudadnueva.com.ar

El Grupo Editorial Ciudad Nueva tiene un compromiso: contribuir, mediante sus publicaciones, a la fraternidad universal. Este compromiso implica la defensa de valores como el diálogo, la paz, la solidaridad, la justicia, los derechos humanos, la diversidad, la tolerancia.