Afectados por la minería en América Latina: La economía actual mata

Entrevista a Moema Miranda, laica franciscana y una de las coordinadoras del evento que se celebra en Brasilia del 7 al 10 de agosto para escuchar a las comunidades afectadas a causa de las prácticas de la minería ilegal.

Vatican News

01 agosto, 2018, 12:11 pm
6 mins

Profundizar la solidaridad de la Iglesia con las víctimas y comunidades afectadas por la minería, es el objetivo del Encuentro de Comunidades Afectadas por la Minería en América Latina, que tendrá lugar en Brasilia del 7 al 10 de agosto de 2018. Durante el evento se escuchará directamente a las comunidades y personas perjudicadas provenientes de diversos países de la región.

DIÁLOGO Y COMPROMISO CON LOS AFECTADOS

Según la Red Iglesias y Minería, grupo impulsor de esta iniciativa, se trata de promover un diálogo con las iglesias locales y sus jerarquías, así como plantear estrategias comunes en defensa de las víctimas, las comunidades y sus territorios, desde una mirada y compromiso de una fe solidaria.

“Este encuentro es la continuación del primer encuentro con los afectados por la minería realizado en el Vaticano, en 2015, por tanto, estamos siguiendo el llamado del Papa Francisco, en la encíclica Laudato Si’, de construir una gran alianza en defensa de la tierra y de los pobres”, afirma Moema Miranda, laica franciscana e integrante de la Red Iglesias y Minería, entrevistada por un periodista de la REPAM (Red Eclesial PanAmazónica).

¿Cuál es la importancia del Encuentro con las Comunidades Afectadas por la Minería?

Este es un momento importante de posicionamiento de la Iglesia católica en defensa de la tierra y en defensa de los pobres, porque del 7 al 10 de agosto se realiza en Brasilia un encuentro de comunidades afectadas por la minería, con miembros de la jerarquía eclesial en el continente latinoamericano.

Vivimos momentos de tinieblas y de luz. Por ello, la Carta Encíclica del Papa y la Carta Pastoral del CELAM, nos ayudan, nos orientan y nos fortalecen para avanzar hacia una Iglesia en salida y comprometida con la tierra y comprometida con los pueblos.

¿Cuáles son los problemas más comunes causados por la minería en las comunidades de América Latina?

En la encíclica Laudato Si’, el Papa Francisco nos habla de una compleja crisis socio-ambiental. Y eso es lo que hoy vivimos en América Latina: un cuadro de conflictividad creciente. Por un lado, amenazas a la democracia en casi todos nuestros países. En este cuadro, las condiciones de defensa de las comunidades frente al avance de la economía del extractivismo, se hace todavía más riesgoso y difícil.

Sin reglas democráticas claras, las formas de defensa de las comunidades, se hace mucho más arriesgada. Sentimos y vivimos también la necesidad urgente de mayor articulación en el fortalecimiento y defensa de las comunidades que están bajo gravísima amenaza, por la completa falta de respeto a la legislación, incluso en donde ya existían leyes, tanto ambientales como sociales.

¿Qué esperan las comunidades afectadas por la minería de las Iglesias?

En la situación de conflictividad creciente que vivimos en América Latina, con la expansión de la economía del extractivismo, del cual la minería es uno de los ejemplos —pero no el único—, (también tenemos el agronegocio); lo que las comunidades afectadas esperan es una postura firme y profética de la Iglesia. Como ha dicho el Papa Francisco, esta economía mata. Y lo estamos viendo, desde abajo, todos los días en las comunidades.

Este es el momento en que la Iglesia profética, a favor del pobre y de la Tierra, se hace urgente y necesaria. Una Iglesia solidaria, peregrina y amorosa que escucha este clamor, que se hace defensa, que se hace solidaridad.

Que abre sus puertas para que las comunidades puedan juntas construir alternativas de estrategia. Un Iglesia que se pone al lado, que se pone en camino. Necesitamos una alternativa sistémica a la forma económica que hoy tenemos. No es un camino de corto plazo, es un camino de largo aliento. Más que nunca la Iglesia peregrina de Jesús, se pone en camino con los pobres en defensa de la vida y en defensa de la Tierra.

TRABAJO EN EQUIPO

Por otra parte, la elaboración de nuevas estrategias se desarrollará a partir de la reflexión pastoral y teológica de los casos de comunidades afectadas en América Latina, en sintonía con las acciones emprendidas por el grupo de trabajo sobre minería de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil-CNBB y la experiencia de incidencia política de CIDSE (una alianza internacional de Organizaciones Católicas para el Desarrollo), iluminados por la Carta Pastoral del CELAM sobre Ecología Integral.

Asimismo, el encuentro buscará también vincular estas nuevas estrategias, a las del proceso del Sínodo de la Amazonía en territorios afectados y amenazados por la minería.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va

Noticias desde el Vaticano.

Artículos anteriores

El último dictador

Artículos siguientes

Pueblos originarios andinos