Crisis política en Brasil. El llamado de los obispos al Estado de derecho

La ley es soberana, no la voluntad de los hombres. Refiriéndose a la Doctrina Social de la Iglesia, los obispos del país expresan en una nota toda su preocupación por las recientes intervenciones políticas y siguen apoyando a la población en la lucha contra la pandemia en un sentido material pero también espiritual.

Isabella Piro

27 abril, 2020, 12:12 pm
4 mins

“Es importante recordar lo que dice la Doctrina Social de la Iglesia: En el estado de derecho, la ley es soberana, no la voluntad de los hombres”. Así monseñor Walmor Oliveira de Azevedo, presidente de la Conferencia Episcopal Brasileña (CNBBB), comentó la crisis política que atraviesa el país, tras la dimisión presentada por el Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro. La dimisión fue motivada por la decisión del Jefe de Estado, Jair Bolsonaro, de sustituir al director general de la Policía Federal, Maurício Valeixo, nombrado por el propio Moro. En una nota publicada en el sitio web de la CNBB, monseñor Oliveira de Azevedo define lo sucedido como prueba “de la intervención política en la cúspide de las instituciones que, según los parámetros de la Constitución, deben y no pueden no tener autonomía e independencia, también para investigar a las autoridades”. “Se trata de un hecho muy grave —continúa la nota— que perjudica aún más la credibilidad del gobierno y de los organismos que deberían garantizar el cumplimiento de las leyes”. Mientras tanto, el Fiscal General, Augusto Aras, ha pedido a la Corte Suprema que abra una investigación contra Bolsonaro.

Al mismo tiempo, por primera vez en la historia de la Iglesia local, el Consejo Episcopal Pastoral (CONSEP) se reunió en sesión ordinaria en modo virtual, debido a las normas de seguridad sanitaria contra el Covid-19. “Una de las reflexiones que guiaron el programa de trabajo fue la experiencia pastoral durante el periodo de la pandemia de coronavirus”, informa una nota. El Secretario General de la CNBB, monseñor Joel Portella Amado, subrayó la importancia de “mantener la observancia de las directrices sanitarias”, fomentando soluciones “creativas”, como la del teletrabajo.

Siempre en el contexto de la pandemia, el CONSEP recordó la campaña lanzada por la Caritas nacional el pasado 12 de abril, sobre el tema “Es tiempo de cuidar”. Se trata —continúa la nota— “de una acción solidaria de la Iglesia en Brasil, en este momento de emergencia, que busca estimular la ayuda mutua a través de la recolección de alimentos, productos para la higiene y la limpieza”. Pero además de “fomentar el apoyo material”, la iniciativa tiene por objeto promover “la asistencia en los ámbitos religioso, humano y emocional”.

Durante la reunión, los presidentes de las Comisiones de la CNBB presentaron las actividades que se están llevando a cabo en este periodo de pandemia porque, “aunque el trabajo no se haga en persona, las Comisiones siguen desarrollando su labor en línea”. La reunión digital, que duró cuatro horas, contó con la participación no solo de los jefes de las Comisiones, sino también de la presidencia de la CNBB, el subsecretario general, padre Dirceu de Oliveira, el subsecretario de pastoral de la CNBB, padre Marcus Barbosa, el asesor político de la CNBB, padre Paulo Renato, y el ecónomo, monseñor Nereudo Henrique.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va

Escribe para Vatican News.