El Evangelio que anunciamos las mujeres. “Auméntanos la fe…”

Para seguir con nuestra misión de anunciar la buena noticia que nos prometen las Bienaventuranzas y para denunciar las injusticias... para no quedarnos calladas frente a lo que va destruyendo nuestras vidas.

Paola Guzmán Valdebenito

04 octubre, 2019, 11:38 am
6 mins

Domingo 6 de octubre
Auméntanos la fe…
Lucas 17, 5-10

En el Evangelio de este domingo, los apóstoles piden a Jesús que les aumente la fe… mi curiosidad me invita a averiguar ¿qué pasaba con ellos? ¿Su fe estaba débil acaso? Y es que Jesús les mueve realmente la conciencia invitándolos a perdonar las veces que sea necesario, y esto les impulsa a decir: Auméntanos la fe… danos la fuerza para continuar en la misión encomendada, ayúdanos a perdonar.

En estos tiempos de crisis, de escándalos, de injusticias, de discriminación, de muerte y tantas otras atrocidades que vemos todos los días, se escucha cada vez más fuerte entre los que creemos en el Evangelio como un grito de auxilio que dice “Auméntanos la fe”.

Se me vienen imágenes de tantas mujeres víctimas de violencia física y psicológica, denigradas en sus trabajos por ser mujeres, abandonadas con sus hijos y descalificadas por ser el “sexo débil”; niñas y niños abandonados del cuidado humano y refugiados en la tecnología. Al mismo tiempo recorro los lugares comunes: supermercados, hospitales, ferias, escuelas, iglesias, canchas de fútbol, plazas, carreteras. Y en este recorrido veo mujeres que entregan su vida en lo que hacen, me siento orgullosa de ser mujer, madre, amiga y educadora cristiana, aun así… “Auméntanos la fe”, para seguir con nuestra misión de anunciar la buena noticia que nos prometen las Bienaventuranzas y para denunciar las injusticias… para no quedarnos calladas frente a lo que va destruyendo nuestras vidas.

En los versículos anteriores Jesús dice: “Pobre de aquel que haga caer a los demás…” ¡Qué tremenda recomendación! Es aquí donde nuestra fe se convierte en obras, acciones concretas, Jesús no quiere que solo hablemos de la fe, quiere que nos comprometamos con Él, viendo el otro lado de la medalla. Como decía San Vicente de Paul: En cada rostro se encuentra el rostro de Jesús, es con esa mirada que cada uno está llamado a actuar y obrar, sin obras no se manifiesta la fe, la coherencia de vida ni la respuesta a la pregunta ¿Qué hago por mi prójimo?

Jesús continúa diciendo: ¿Quién de ustedes teniendo un servidor, le invita a sentarse y descansar? Una pregunta que nos hace reflexionar desde dos miradas, las y los que trabajamos en el servicio a los demás, a veces necesitamos una palabra alentadora de que estamos haciendo bien nuestro trabajo, por el contrario, Jesús nos dice que es nuestro deber el cumplir con ello, nos hace responsables de ganarnos el sustento en una justa medida… con humildad, gran virtud que aprendemos de María, madre, hermana y compañera de ruta de su Hijo, como tantas de nosotras.

Finalmente termina Jesús diciendo: Cuando hayan hecho todo lo que les ha sido mandado, digan: “Hemos hecho lo que era nuestro deber”… Entonces Señor… en nuestras debilidades… “Aumenta nuestra fe”, nada podemos hacer sin tu presencia… “Aumenta nuestra fe” para ser justos, para servir y actuar de manera coherente en nuestras vidas.

En estos tiempos en que el servicio se ha vuelto poder dentro de nuestra Iglesia, las mujeres buscamos hacer vida el Evangelio, mujeres trabajadoras que no esperamos escuchar palabras de agradecimiento sino más bien trabajar por el bien común, en donde el servicio se vuelve humilde y cercano. Sigamos siendo luz en la oscuridad, sigamos siendo quienes con un grito de auxilio pedimos a Jesús que “Aumente nuestra fe”, para ser protagonistas humildes, pues bien nos dice Jesús, solo hacemos lo que se nos ha mandado…

Al Señor sea por siempre el Honor y la Gloria por los siglos de los siglos… Amén.

* Queridas hermanas, queridos hermanos, les enviamos una nueva homilía del Evangelio que anunciamos las mujeres. Nos alegramos y agradecemos los ojos y la voz nueva de mujeres que se atreven a decir y orar el Evangelio para nuestras comunidades. Estas van enriqueciendo nuestra capacidad de comprender y ampliar el mensaje de Jesús. Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile/

Profesora de Religión. Comunidad Reina de los Mártires. Osorno. Mujeres Iglesia Chile.