El Evangelio que anunciamos las mujeres. Servicio, justicia y verdad… frutos de la alegría del Evangelio

No existe una receta única para preparar el camino, pero existen elementos comunes que deben estar presentes en el andar de cualquier persona que quiera preparar realmente el camino al Señor.

Cristina Castro Poblete

14 diciembre, 2018, 2:36 pm
3 mins

Domingo 16 de diciembre
Servicio, justicia y verdad… frutos de la alegría del Evangelio” (Lc 3, 10-18).

Hoy, tercer domingo de Adviento, se nos invita a estar alegres porque el Señor se acerca.

En la primera lectura, el profeta Sofonías nos anuncia que pronto el Señor estará en medio nuestro y nos renovará con su amor.

Ante tal anuncio el apóstol San Pablo, en la segunda lectura, nos invita a dejar atrás las preocupaciones y a buscar en la oración la paz de Dios… paz que inunda nuestro corazón y lo supera todo.

Sin embargo, ante tan linda noticia no basta simplemente con orar y alegrarnos.

Cuando recibimos en nuestra casa a una visita o celebramos algún acontecimiento importante, nos esmeramos porque todo esté lindo y en orden, preparamos una rica comida y nos ponemos nuestros mejores trajes. Asimismo, al tomar real consciencia de que el Señor se acerca, deben nacer en nosotros sentimientos que nos muevan a hacer algo para preparar su llegada… y es ahí donde surge la pregunta ¿Qué debemos hacer?

Como vemos en el Evangelio las respuestas que da Juan Bautista son variadas, ya que todos y todas somos diferentes y actuamos de diferentes maneras ante las diversas situaciones que se nos presentan en nuestro día a día.

No existe una receta única para preparar el camino, pero existen elementos comunes que deben estar presentes en el andar de cualquier persona que quiera preparar realmente el camino al Señor. El Evangelio habla claramente de servicio, justicia y verdad. Dando vida a estas tres palabras seremos capaces de amarnos, amar al otro y amar a Dios.

La emoción que nos pueda causar el saber que el Señor se acerca no puede paralizarnos. Muy por el contrario, debe movernos a preparar el camino llevando su mensaje de amor y paz a todo aquel que quiera recibirlo.

Pidamos al Señor que nos conceda la gracia de mirarnos y que desde la humildad seamos capaces de preguntarnos ¿qué debo hacer yo para preparar el camino?

* ¡Queridas amigas y compañeras de ruta, queridos amigos! Con alegría comunicamos que seguiremos compartiendo con ustedes, semana a semana, una reflexión al Evangelio dominical. Este nuevo periodo, inició el primer domingo de adviento y se extenderá hasta el último domingo del año litúrgico 2019. Sentimos necesario darle continuidad a este espacio de expresión para mujeres que se dejan interpelar por La Palabra. Con esto buscamos visibilizar la acción de la Ruah —La Espíritu— que anima nuestras vidas y comunidades en la construcción del Reino. Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook, Mujeres Iglesia Chile, y en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile/

Coordinadora MEJ/Catequesis. Parroquia Santa Cruz, Estación Central, Santiago. Mujeres – Iglesia Chile.