El Papa canonizará a Pablo VI y Óscar Romero el 14 de octubre en el Vaticano

Con los italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, la alemana Maria Caterina Kasper y la española Nazaria March. Pablo VI será el tercer Papa que canoniza Francisco, después de san Juan XXIII y san Juan Pablo II.

José Manuel Vidal

22 mayo, 2018, 3:06 pm
4 mins

Los quiere juntos y los quiere en Roma. Para universalizar más sus respectivas figuras y modelos: san Romero de la justicia y san Pablo VI del Concilio. Francisco canonizará en el Vaticano el próximo 14 de octubre a Pablo VI y al arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 mientras celebraba misa, según anunció durante el consistorio ordinario.

Junto a Pablo VI y monseñor Romero, serán canonizados los sacerdotes italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, la religiosa alemana Maria Caterina Kasper y la española Nazaria Ignacia March Mesa.

Su canonización tendrá lugar durante el Sínodo de Obispos, asamblea de prelados llegados de todo el mundo al Vaticano y que este año abordará temas relativos a la juventud desde el 3 hasta el 28 del mes de octubre.

“San Romero de América”, como le conocen los salvadoreños, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón de la muerte mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, en los días previos al estallido del conflicto armado salvadoreño (1980-1992).

En sus mensajes, Romero denunciaba todas las injusticias de aquel entonces y defendía a los más pobres y desprotegidos, lo que terminó por costarle la vida.

El proceso de canonización de este monseñor, símbolo de una Iglesia centrada en los pobres de Latinoamérica, ha durado 24 años, si bien en los últimos tiempos fue acelerada tras la elección de Francisco, el primer Papa latinoamericano de la historia.

Fue beatificado en mayo de 2016 tras aprobarse su condición de “mártir”, que fue además la que encontró más objeciones durante este proceso, pues para un sector más conservador de la Iglesia significaba llevar a los altares a la Teología de la Liberación, una corriente eclesial latinoamericana de supuestas ideas marxistas.

Por su parte, Pablo VI, de nombre Giovanni Battista Montini, y cuyo pontificado transcurrió entre 1963 y 1978, es recordado entre otras cosas por llevar a término y defender el influyente Concilio Vaticano II, iniciado por su predecesor, el ya santo Juan XXIII, en 1962.

En 1967 creó cardenal a Karol Wojtyla, san Juan Pablo II, y diez años más tarde a Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, el Papa emérito.

El Papa Francisco proclamó beato al Papa Pablo VI en octubre de 2014, y en la ceremonia destacó “su visión de futuro”.

Pablo VI será el tercer Papa que canoniza Francisco, después de san Juan XXIII y san Juan Pablo II, y el pasado noviembre abrió el proceso para beatificar a Juan Pablo I, cuyo ministerio solo duró 33 días en 1978.

Montini fue el primer Papa viajero, y por tanto el primero en visitar Tierra Santa, y emprendió viajes por los cinco continentes.

Sufrió un atentado en 1970, cuando un pintor boliviano le hirió con dos puñaladas a su llegada al aeropuerto de Manila, y es además considerado también el Papa del diálogo y la reconciliación entre las diferentes Iglesias. Prueba de ello fue el histórico abrazo con el entonces patriarca Atenagoras, que abrió el camino de reconciliación entre la Iglesia católica y la ortodoxa, más de 500 años después del cisma de Oriente. (José M. Vidal / Agencias)

_________________________
Fuente: www.periodistadigital.com/religion

Director del medio online español Religión Digital.