Francisco decretó que los casos de pederastia en el Vaticano puedan investigarse de oficio

El Estado vaticano modifica su ley, y amplía a los 38 años la prescripción de estos delitos.

Hernán Reyes Alcaide

29 marzo, 2019, 11:19 am
5 mins

El Papa Francisco lanzó una batería de medidas para endurecer la lucha contra la pederastia en el Vaticano y dispuso que los casos de abusos a menores y “personas vulnerables” puedan ser investigados de oficio por la justicia penal de la Santa Sede.

Con un decreto pontificio, una nueva ley penal y una guía de buenas prácticas, Jorge Bergoglio dispuso además la obligatoriedad de juzgar la “idoneidad” de los nuevos empleados en el trato con menores y de denunciar los casos de abusos, así como reglas para el acompañamiento de las víctimas.

En el texto, Francisco equiparó además a los casos de abusos a menores con aquellos cometidos a “personas en estado de enfermedad, de deficiencia física o psíquica, o en situación de privación de la libertad personal que de hecho, incluso ocasionalmente, limiten su capacidad de entender, querer, o de resistir el ataque”.

PRIMER PASO CONCRETO TRAS LA CUMBRE ANTIPEDERASTIA

El motu proprio publicado “Sobre la protección de los menores y de las personas vulnerables” constituye el primer paso concreto luego del encuentro convocado en febrero en el Vaticano para ajustar la lucha contra la pederastia en ámbitos eclesiales.

El decreto pontificio de seis artículos establece que los miembros de la Curia y la Santa Sede están “obligados a presentar” a los tribunales vaticanos sus denuncias en caso de tener “noticias o motivos fundados” para pensar que un menor o persona vulnerable haya sido víctima de abusos.

Además, la norma dispone que, para las futuras contrataciones de personal, “se debe determinar la idoneidad del candidato para interactuar con menores y personas vulnerables”.

La nueva disposición entrará en vigor el 1 de junio próximo y también obliga a prestar “asistencia espiritual, médica y social, incluida la asistencia terapéutica y psicológica de urgencia, además de informaciones útiles de carácter legal” a las víctimas.

El nuevo decreto firmado el 26 de marzo y divulgado el viernes 29 instituye además la organización de programas de formación para el personal de la Curia romana para concientizar sobre los abusos y las obligaciones de denunciar los casos de posible pederastia.

VEINTE AÑOS A PARTIR DE LA MAYORÍA DE EDAD

Junto al decreto pontificio, Jorge Bergoglio dispuso una nueva legislación en materia penal, en la que estableció en veinte años la prescripción para los casos de pederastia en el Vaticano, a contar desde que el menor atacado cumpla los 18 años. La nueva ley abre la posibilidad de que los delitos de pederastia sean investigados de oficio en el ámbito del Vaticano.

Además, la ley establecida por el pontífice establece sanciones de hasta 5 mil euros a los empleados vaticanos que omiten o retardan la denuncia de casos de pederastia, sanción que se puede elevar a reclusión de seis meses si se trata de miembros de la policía local.

El pontífice enmarcó las nuevas disposiciones en el objetivo de que “sea eficazmente perseguido a nivel de leyes todo abuso o maltrato contra menores o personas vulnerables”.

“PRUDENCIA Y RESPETO” A LOS MENORES

Por último, las líneas guías para operadores pastorales divulgadas, que reclaman “prudencia y respeto” en las relaciones con menores, prohíben “severamente” una serie de comportamientos, “infringir castigos corporales de cualquier tipo”; “establecer un vínculo preferencial con un menor singular” o “pedir a un menor que guarde un secreto”, además de ratificar la prohibición de “fotografiarlos o filmarlos sin el consenso escrito de sus padres o tutores”.

Consulta aquí las nuevas normas vaticanas.

_________________________
Fuente: www.religiondigital.org

Corresponsal en Roma.