La defensa de los más necesitados, la religión verdadera

Lo decisivo: el amor solidario. No hay religión verdadera, no hay política progresista, no hay proclamación responsable de los derechos humanos si no es defendiendo a los más necesitados, aliviando su sufrimiento y restaurando su dignidad.

José Antonio Pagola

23 noviembre, 2017, 10:35 am
3 mins