La Red Clamor hace balance de su trabajo en favor de los migrantes y refugiados en 2022

Las organizaciones integrantes de esta red han vivido con intensidad la experiencia sinodal de trabajar juntos.

Este 2022 fue un año muy significativo para la Red Eclesial latinoamericana y caribeña de migración, desplazamiento, refugio y trata, “Clamor”, ente adscrito al Centro de programas y redes de acción pastoral del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM).

Toda vez que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) la eligió de entre 14 organizaciones a nivel mundial como organizadora del Foro Mundial sobre los Refugiados 2023.

Monseñor Gustavo Rodríguez, arzobispo de Yucatán (México) y presidente de Clamor, ha mencionado otro logro en este año: “El proceso Quito, junto con los representantes de los gobiernos de América Latina que atienden a migrantes venezolanos como la publicación del Mapeo de los Servicios de la Iglesia católica latinoamericana y caribeña a migrantes, refugiados y víctimas de trata”.

Sobre este último, el prelado ha indicado que en el mapeo han identificado 635 obras, cinco zonas de tránsito, 22 países y 345 ciudades receptoras.

SENTIDO DE PERTENENCIA

Elvy Monzant, secretario ejecutivo de Clamor, ha destacado que en este 2022 las organizaciones integrantes de esta red han vivido con intensidad la experiencia sinodal de trabajar juntos, puesto que “ha crecido el sentido de Pertenencia como red. Somos una de las redes eclesiales más grandes del mundo”.

De hecho ya Clamor cuenta con 18 capítulos nacionales, de 22 países de la región, al tiempo que “trabajamos de forma articulada con la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio al Servicio del Desarrollo Humano integral y en total Comunión con el Papa Francisco. Nuestro norte son los cuatro verbos que el Papa nos propuso: Acoger, Proteger, Promover e Integrar”.

“Resolver juntos casos concretos en favor de las personas en movilidad forzada. La articulación está funcionando en el terreno, tanto al interno del país como entre redes nacionales. Sabemos a quién contactar. La red nos ayuda a servir más y mejor a los migrantes”, añadió.

TRAYECTORIA DE CLAMOR

El trabajo de Clamor inició en 2017 como una iniciativa del entonces Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM y hasta entonces cuenta también con el respaldo y acompañamiento institucional de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR) y Cáritas Latinoamérica.

El trabajo de Clamor inició en 2017 como una iniciativa del entonces Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM.

Entre las congregaciones religiosas que integran Clamor están: Scalabrinianas, Scalabrinianos, Red Jesuita con Migrantes, Servicio Jesuita para Refugiados, Red Franciscana para Migrantes, Orden Mercedaria Redentora, Salesianos, Agustinos, Hnas. Adoratrices, Hnas. del Buen Pastor, Hnas. Juanistas.

Otras Organizaciones: Instituto de Migración y Derechos Humanos de Brasil, Instituto Católico Chileno de Migración (INCAMI), Red Internacional Scalabriniana de Migración (SIMN, por sus siglas en inglés) y el Intetituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC).

En cuanto Departamentos de Pastoral de la Movilidad Humana de las Conferencias Episcopales: México, Guatemala, Costa Rica, Honduras, República Dominicana, Perú, Paraguay, Chile, Argentina.

Sobre las Cáritas Nacionales a quienes las Conferencias Episcopales les han encomendado la coordinación de la atención a los migrantes y refugiados, están: El Salvador, Nicaragua, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Haití, Uruguay, Brasil y Antillas.


Fuente: https://adn.celam.org / Imagen: ADN Celam.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0