Las empresas Gacela

La gacela es un antílope de las zonas semidesérticas de África y Oriente Próximo que se destaca por su agilidad y gracia corporal. En un desierto económico las empresas Gacela podrían ayudar al progreso. Hay que alentarlas y multiplicarlas.

Arturo Prins

26 Diciembre, 2017, 12:39 pm
4 mins

Hace unas décadas, el investigador David Birch, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), realizó un estudio donde constató que gran parte del empleo laboral en los Estados Unidos era generado por empresas a las que llamó de Alto Crecimiento, pues eran capaces de crecer mucho en poco tiempo: aproximadamente un 75% en tres años. Los estudios de Birch hicieron que otros países se interesaran en el tema y comenzaran a medir a estas empresas. Primero se las diferenció: se denominó Gacela a las más jóvenes e innovadoras, pues por definición, cuando se las medía, debían tener menos de cinco años; las de Alto Crecimiento, en cambio, tenían más de 20 años.

En España, la Fundación Cotec —cuyo presidente de honor es el rey Felipe VI y tiene por objeto promover la innovación como motor del desarrollo económico y social— publicó recientemente un amplio informe sobre las empresas Gacela en su país. Estas se basan en el conocimiento innovador, que protegen con patentes y por ello alcanzan altos crecimientos; sus inversiones en Investigación y Desarrollo (I+D) son superiores a las del resto de las empresas, y por ello no logran crecimientos elevados. Otro estudio español, de Informa D&B, líder en estadísticas comerciales y financieras, muestra que el crecimiento del empleo entre 2012 y 2015 en 485 empresas Gacela fue del 73%, lo que originó 11.558 puestos de trabajo; en las de Alto Crecimiento el empleo creció 57%. Los ingresos de las Gacela crecieron en ese periodo 219%, y en las de Alto Crecimiento, 111%; su nivel de endeudamiento fue el más bajo del sector: 29%.

En México también se estudió a estas empresas. Mayormente pequeñas y medianas, con una plantilla laboral de 50 trabajadores o más, mostraban tasas de crecimiento anual de entre 15 y 25%. Las Gacela mexicanas son más eficientes que el resto de las empresas, pues sus ingresos les permiten mayor rotación y renovación de sus activos (equipamiento, maquinaria, etc.). Entre las características negativas se observó que el crecimiento de una Gacela no es necesariamente una garantía de éxito. Un documento del Programa Nacional de Empresas Gacela indica que tropiezan con mayor facilidad por su acentuado espíritu de riesgo, que constantemente busca nuevas formas de innovación. Esto conlleva la dificultad de obtener financiamiento.

En Argentina hay empresas Gacela. El estudio “Nuevas empresas Gacela en Argentina: ¿qué nos dicen las estadísticas?”, realizado por investigadores de la Universidad Nacional de General Sarmiento y del Ministerio de Trabajo, destaca sus avances, aunque su número es muy bajo.

Hace tiempo que la economía argentina genera mayormente empleo público y no privado, por un proceso de des-industrialización. Ello incrementó el gasto público, con el consiguiente déficit fiscal, altos impuestos para cubrirlo, endeudamiento y emisión monetaria. Poco y nada se ha hecho en los gobiernos de los últimos cuarenta años para promover a empresas innovadoras que generen empleo de calidad, como las Gacela lo hacen. La dinámica laboral no vendrá solo de la economía primaria sino, y principalmente, del sector industrial, gran generador de empleo. Las Gacela promueven ingreso industrial, con agilidad, dinamismo y juventud.

La gacela es un antílope de las zonas semidesérticas de África y Oriente Próximo que se destaca por su agilidad y gracia corporal. En nuestro desierto económico las empresas Gacela podrían ayudar al progreso del país. Hay que alentarlas y multiplicarlas.

_____________________
Fuente: www.revistacriterio.com.ar

Escribe para revista Criterio de Argentina.