Mons. Aós a los jóvenes: “Jesús no los quiere espectadores, los quiere protagonistas”

Más de cinco mil jóvenes participaron, el domingo 14 de abril, de la 25ª peregrinación juvenil de Ramos en el cerro San Cristóbal.

Iglesia de Santiago

15 abril, 2019, 4:20 pm
4 mins

La masiva peregrinación juvenil comenzó a las 14:30 horas en el acceso Pío Nono del cerro San Cristóbal, lugar donde el Vicario de la Esperanza Joven, monseñor Cristián Roncagliolo, realizó la bendición de ramos y aprovechó de animar a los jóvenes a no tener miedo de ser anunciadores de la Buena Noticia: “Hoy estamos recordando la entrada de Jesús en Jerusalén. Las palmas nos recuerdan la entrada triunfal de Cristo con la cual iniciamos la Semana Santa. Pero sabemos que la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén irá seguida por la traición, la muerte y la resurrección de Jesucristo. Cuando comprendemos eso, nosotros no nos encandilamos, tenemos conciencia de que estamos celebrando la fe”.

Tras la bendición de ramos, los miles de peregrinos iniciaron la ruta por el cerro Cristóbal, que los llevó hasta lo más alto, para encontrarse con la Virgen de la Inmaculada Concepción y participar de la eucaristía presidida por monseñor Celestino Aós.

En su homilía, el obispo manifestó su alegría por celebrar junto a miles de jóvenes Domingo de Ramos: “En esta fiesta de Ramos, y en toda la Semana Santa, el protagonista es Jesucristo, que se hizo semejante a nosotros los humanos y que fue humillado en su vida, y que murió en la humillación espantosa de la cruz (…) y nos amó hasta el extremo (…) Nosotros proclamaremos esto mientras otros querrán hacernos callar y apartarnos de Jesucristo”, inició.

Luego, exhortó: “Jesús, el Señor, nos hace protagonistas a nosotros. En este tiempo fuerte de nuestra Iglesia chilena, Jesús no los quiere ni espectadores, ni esclavos; los quiere protagonistas”, proponiendo a los asistentes tres acciones para esta Semana Santa: “Conozcan más a Jesús leyendo y meditando una parte del Evangelio, participen de las celebraciones y hagan una obra de ayuda a algún necesitado”, pidió.

Ya al cierre, monseñor Aós aconsejó a la multitud presente: “No acepten que usen la juventud de ustedes para fomentar una vida superficial, que confunde la belleza con la apariencia. Mejor, sepan descubrir que hay hermosura en el trabajador que vuelve a su casa sucio y desarreglado, pero con la alegría de haber ganado el pan de sus hijos”.

Tras las palabras del administrador apostólico, los jóvenes pudieron comulgar y encontrarse con Jesucristo, para, finalmente, recibir la bendición de monseñor Aós desde los pies de la virgen.

LA VOZ DE LOS JÓVENES

Víctor Reyes: “Fue una peregrinación bastante entretenida, tratamos de compartir todo el espíritu que Cristo nos entrega para los jóvenes”.

Constanza Anabalón: “Estamos acá diciéndole sí al Señor en medio de todos los momentos difíciles que vive nuestra Iglesia y acompañando a todas las víctimas que han sufrido. Estamos rezando por ustedes y previniendo que nunca más vuelva a pasar”.

Triana Vera: “Agradecemos a monseñor Aós que viene a renovar esta Iglesia y le damos todas nuestras fuerzas para que siga adelante y con la frente en alto”.

Yanara Figueroa: “Ha sido una muy buena experiencia. Feliz de compartir con miles jóvenes y sabiendo que no soy la única que viene a alabar al Señor. A pesar de la crisis, no me impide seguir alabándolo y seguir creyendo en Él”.

_________________________
Fuente: www.iglesiadesantiago.cl / www.iglesia.cl

Sitio web del Arzobispado de Santiago.