Santa Teresita de Los Andes: Devoción por más de 20 años

La Peregrinación al Santuario de Santa Teresa de Los Andes, es una muestra de fe que por 28 años ha permanecido en los corazones de los chilenos, donde miles de jóvenes pueden encontrarse con Dios a través de la vida de Santa Teresita.

Prensa CECh

16 octubre, 2018, 1:10 pm
6 mins

Tal es el caso de Mirna Rojas Fuentes y Fabiola Jara. Ellas nos narran brevemente su experiencia como peregrinas. Cuántos años llevan peregrinando, por qué lo hacen, quién es Santa Teresita para ellas, junto con alguna anécdota que ha marcado sus vidas, es parte de lo que conoceremos.

Mirna Rojas Fuentes tiene 35 años y participa como Animadora de la Pastoral Juvenil de la parroquia Inmaculada Concepción: “Recuerdo que comencé en el año 1998, esa fue mi primera peregrinación a Los Andes, aunque no he sido constante en el tiempo por distintos motivos, para mí es una experiencia linda, en ella se hacen dinámicas, tienes contactos con otros y también puedes encontrarte contigo mismo”.

Mirna añade: “Después de tanto caminar siento las ganas de llegar al Santuario de Santa Teresita, para poder entregarle ese cansancio, pero también gran parte de mi vida, Por eso lo sigo haciendo, porque siento que me mantiene en una conexión especial con Dios”.

Para ella, Santa Teresita era como una joven enamorada de Cristo: “Tenía 19 años cuando falleció, ella nunca dudó de ese amor, siempre supo discernir tal amor, que la llevaba a hacer oraciones muy largas, a pedir por la paz y, a pesar de venir de una familia acomodada, supo dejar esos bienes materiales para seguir a Cristo”.

“Teresita me inspira a ser un poquito más seguidora de Cristo, así como lo fue ella, quizás yo no llegaré a ser Carmelita, pero tengo ese deseo de estar siempre en contacto con Él, por medio de la oración”.

Mirna recuerda su primera peregrinación como una linda experiencia: “Recuerdo que cuando fui a mi primera peregrinación, era muy chica y mi mamá me mando con todo —huevos duros, pan con queso y otras cosas—. En la mañana no me quise comer el pan con queso, entonces cuando me lo fui a comer en la tarde, el queso estaba fundido, se había pasado, el pan estaba mojado, porque estaba en una bolsa, sin embargo, fue gratificante, fue una linda experiencia y por eso continúo haciendo esta peregrinación”.

Fabiola Jara tiene 49 años y es Servidora de la Zona Cordillera: “Creo que formé parte de las primeras generaciones en haber caminado la peregrinación desde que inició, luego me tocó organizarla como secretaria ejecutiva de la zona cordillera, y aunque no he sido constante como peregrina, ya hace 6 años volví a caminar, y desde allí me he mantenido, tanto así que este año retomo el servicio en mi zona después de veinte años”.

Fabiola, con el paso de los años, aún sigue motivada con la peregrinación a Santa Teresita: “Sigo caminando porque encuentro que es una experiencia increíble, porque es una peregrinación de fe, porque a mi hijo le he enseñado que en la vida hay que ser consecuente, además sigo caminando porque amo a Cristo y Cristo vive en mí, y he tenido la dicha de haberlo conocido y de sentir su presencia”.

Como un modelo de entrega al Señor, ve Fabiola a Santa Teresita: “Fue una joven comprometida con Dios y con su propia familia, ver cómo desde su familia catequizó, además era una mujer que amaba la oración, y su único deseo fue encontrarse con el Señor en su primera comunión; sin duda fue capaz consagrar su vida a Cristo y dar testimonio de ello, teniendo sin embargo todas las posibilidades de haber escogido otro camino, Santa Teresa sin lugar a dudas es un modelo de Santidad, es un modelo de Oración, es un modelo de entrega”.

Tomando las palabras de San Alberto Hurtado, Fabiola cuenta que “sin lugar a dudas, Santa Teresa es una chiflada por Cristo”. Y como parte de alguna anécdota que marcó su vida está que “mientras preparábamos la caminata de Los Andes en el año 1992, conocí a quien es actualmente mi marido, con quien tengo dos hermosos hijos”.

Fabiola al final reflexiona sobre la actualidad de las peregrinaciones: “Ver cómo a pesar del tiempo todavía hay miles de jóvenes que siguen dando testimonio del amor de Cristo y como Él se hace presente en cada uno de ellos, espero que este año también sea un tiempo de dar testimonio y de comprometernos con una Iglesia que vive y es capaz de caminar por un camino de Santidad”.

_________________________
Fuente: Vicaría de la Esperanza Joven / www.iglesiadesantiago.cl / www.iglesia.cl

Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal de Chile, donde se dan a conocer noticias relacionadas con la Iglesia chilena y mundial.