Fernando Cuadra: una larga vida dedicada al teatro

Por Eduardo Guerrero del Río
Pese a que sus creaciones no han sido ampliamente conocidas, estas son obras destacadas por la forma como se enraízan en la historia y en la cultura chilena. Como integrante de la llamada Generación de los teatros universitarios, su trabajo ha marcado un hito en nuestra dramaturgia.

Comentario de discos: cuartetos

Por Fernando Berríos M.
El alemán Andreas Herrmann es pianista, pero en el disco comentado cede el protagonismo, en muchos pasajes, al guitarrista Norbert Scholly. Por otro lado, nos ha golpeado la noticia del fallecimiento de Dolores O’Riordan, cantante y alma del cuarteto irlandés The Cranberries. Una pérdida de verdad indescriptible para la música popular.

Roma pública y privada

Por Jazmín Lolas E.
Proveniente de los Museos Vaticanos, una muestra de casi ciento cincuenta obras reconstruye en el Centro Cultural La Moneda la historia de esa civilización desde su nacimiento en el monte Palatino hasta su decadencia como imperio.

Dos declaraciones que invitan a pensar

Por Alberto Espezel
La “Declaración de París sobre la Europa en la que podemos creer” (Brague, Scrutton, Spaemann y otros) y “The Prague Appeal for Democratic Renewal” (firmado por Fukuyama, Weigel, Bitar, de Klerk, Krausse y otros).

Jacques Maritain en la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Por Lucía Solís Tolosa
Nos llama la atención que en la web de Naciones Unidas, en la solapa específica referida a la historia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, no se mencione a Maritain en el texto; tampoco figura su fotografía. Si bien no integraba el Comité de redacción, su rol fue muy relevante. ¿Hay mero descuido o intención ideológica? ¿Lo hay también cuando la foto de Eleonora Roosvelt, presidente y propulsora de ese Comité y de la Comisión, está entre los otros sin destacar?

Dostoievsky o la ternura de un profeta

Por Fernando Horacio Gadea
Pienso que el mundo de Dostoievsky (¿o todo el mundo?) se puede dividir entre los que comprenden esa ternura, que siente asco por la “justa” pena de muerte, y los que no.