Venezuela: Adviento, tiempo de esperanza

Soñemos que es posible un país distinto, sin violencia y sin miseria, donde la diversidad sea asumida como riqueza y todos nos tratemos como conciudadanos y hermanos. Soñemos y entreguemos nuestras vidas a realizar los sueños.

Antonio Pérez Esclarín