Pedro Güell: «En Chile estamos viviendo un cambio de piel muy profundo»

El sociólogo señala que el cambio que estamos experimentado es de carácter global, solo que en nuestro país lo vivimos con tonos y acentos muy chilenos. Se declara optimista, especialmente porque la generación más joven está ayudando a releer el pasado y a abrir el futuro.

Haydée Rojas

03 junio, 2021, 12:33 pm
4 mins

¿Qué debería preocuparnos del presente?

Creo que vivimos en un presente muy revuelto y que plantea muchos desafíos. Tanto por el estallido social del 18 de octubre como por la pandemia, por esta pandemia que ya dura demasiado. En ese sentido, nuestra principal preocupación debiera ser avanzar, antes que nada, a una normalización de nuestra vida cotidiana. Una normalización del trabajo, de la sociabilidad, de las relaciones, de la vida política. Pero una normalización que no se haga sobre la base de volver atrás a hacer lo mismo que estábamos haciendo, sino que asumiendo los desafíos y oportunidades nuevas que nos plantea la actual situación. A pesar de las exigencias enormes que tiene el presente, debiera preocuparnos qué forma queremos darle al futuro, pues hoy lo que más tenemos es futuro.

¿Qué cree que lo está cambiando todo?

Pienso que estamos ante una especie de cambio de piel, personal y social. Estamos sacándonos el traje con el que hemos vivido en las últimas décadas. Un cambio de piel muy profundo que tiene carácter global, pero que vivimos con tonos y acentos muy chilenos. Estamos experimentando —sobre todo— una gran vulnerabilidad y vamos abriendo los ojos frente a los muchos mitos bajo los cuales hemos vivido en las últimas décadas. Es como si hubiéramos quedado, de repente, a la intemperie. Y, bueno, ahora nos hallamos precisamente frente a la tarea de construirnos un nuevo hogar común, una nueva casa común.

¿Sobre qué es optimista?

Soy optimista, pues creo que vamos a saber enfrentar bien este desafío, esta tarea de construirnos un hogar común, de definir nuestro futuro de una nueva forma. Vamos a poder abordar estas tareas urgentes que se nos presentan por esta nueva vulnerabilidad, por este futuro abierto. Y, en general, me apoyo también en que hay un clima de esperanza en la sociedad chilena, un clima que yo comparto.

¿Qué pensadores cree usted están aportando interesantes puntos de vista a la humanidad hoy?

Hay muchos y muchas pensadores y pensadoras en Chile, especialmente gente nueva, joven, que nos están ayudando con datos e investigaciones. Con interpretaciones y conversaciones nos ayudan no solo a interpretar el presente, sino que a releer el pasado y, aunque todavía en menor medida, a abrir el futuro. Y trato de alimentarme de todos ellos, no quisiera hacer una lista. En lo personal —en estas situaciones—, trato de volver una y otra vez a nutrirme de la sensibilidad hacia los detalles de la vida cotidiana que nos enseña en sus textos Georg Sebald, y a apropiarme de esa mirada con sentido histórico, esa experiencia humana con sentido histórico que está tan presente en la obra de Hans Blumenberg.

¿Qué mensaje daría usted a la humanidad del siglo XXI que considere clave para el futuro?

Esa es una tarea que me queda muy grande. Me gustaría mucho darle un mensaje a un destinatario tan trascendente y tan inabarcable como lo es toda la humanidad, pero preferiría acotarme a repetir lo que me digo a mí mismo en estos días: que hoy es tiempo de creer, precisamente, porque es tiempo de actuar. No podemos actuar sin creer. MSJ

_________________________
Pedro Güell es Doctor en Sociología (Dr. Phil.), Universidad Erlangen-Nürnberg, República Federal de Alemania.

Periodista.